Lechales

Las crías de Verata “cabrito lechal”, son alimentadas únicamente con leche materna hasta que son sacrificadas a la edad de 25-31 días, con un peso en canal de 5 a 7 kilogramos, obteniéndose una carne natural, tierna y de excelente calidad.

ICAL239802ICAL239803ICAL239804P1000883

Con el objetivo de conseguir un alto grado de bienestar animal los cabritos Maribel reciben un cuidado tierno y casero desde su origen en la Sierra de Gredos, en la provincia de Ávila, hasta que son acompañados al lugar de sacrificio.

Periódicamente se realizan análisis de las características de los cabritos, quedando patente la baja composición grasa de estos (apenas un 1,82%) y la jugosidad de la carne (capacidad de retención de agua que formará el jugo 32,9 ml/100g de carne), que sumado al cuidado de los cabritos llevado a cabo por Maribel, genera que el producto comercializado tenga una calidad suprema.